26 dic. 2011







El mundo es como un vampiro sediento de sangre...
Destructores secretos que te lanzan a las llamas...
¿Y que recibo a cambio de mi dolor?
Háblame en un lenguaje que pueda escuchar.
Alégrame antes de que me marche.
Sumergeme en un pensamiento en el que perdone a todos...
A pesar de mi ira no soy más que una rata dentro de una jaula...

El mañana es solo una excusa cualquiera.
Entonces vendrá alguien diciendo que lo perdido no puede salvarse.
La tierra se ríe bajo mis pesados pies de la blasfemia de mi cansado caminar...
Ahora estoy desnuda como un animal.
Y... ¿que es lo que quieres?
Y... ¿que es lo que tienes cuando sientes lo mismo?

Y por un momento me perdí...
Envuelta en los placeres del mundo...
Hay misterios que no están listos para ser revelados.
Deseos traicionados y una pieza del juego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario