30 ago. 2011

No soy el Fuego, ni quemo ni ardo fácilmente.

No soy la Tierra, ni doy vida ni la sustento para nadie.

No soy el Agua, ni surco grandes océanos ni riego mentalidades.

Soy Aire, ese que te despeina cuando pasa, que cuando es fresco en días de verano relaja, si es caliente altera y en invierno viceversa.

El que en momentos de Ira es capaz de destruir una humanidad.

Soy Aire, aquello por lo que vives y por lo que morirás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario